Es hora de parar.

Caminamos por la vida con prisas, como si alguién nos estuviera persiguiendo… como si por correr más deprisa venceríamos a nuestros rivales y seríamos mejores, como si la vida fuera una competición, comparándonos, juzgando, controlando, oyendo las voces de la exigencia… exigencia de ir por delante, sacar buenas notas, comportarnos como toca, tener claro que haremos cuando seamos mayores para poder tener una vida segura, cuestionando el mínimo paso que queremos dar para no caer y hacernos daño, pensando, evaluando, cuestionando… ignorando la importancia de parar, de mirar, de escuchar, de caer, de sentir!!

Quién puede elegir qué quiere hacer de mayor sin escuchar los latidos de esos pasos que no paran de correr?

Quién puede elegir qué quiere hacer de mayor sin mirarse en el espejo y sin quitar todas las máscaras que esconden nuestro yo??

Si tu cabeza no dice basta, es tu cuerpo quién te habla y te dice que es hora de parar. De sentarse a mirar, a escuchar, a sentir… para algún dia poder comprender y entonces elegir desde el yo más profundo, con la fuerza de los latidos que nos guian sin traicionarnos y sin enfermarnos.

Y de momento, cuando alguién te pregunte «¿qué quieres hacer cuando seas mayor?» creo que, sin sentimiento de culpa, sería suficiente una palabra corta por respuesta: «vivir».

Un comentario en “Es hora de parar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s